Del libro Vivir con la tierra; manual de jardineros-horticultores: permacultura, ecocultura, microfincas [Vivre avec la terre ; manuel des jardiniers-maraîchers : permaculture, écoculture, microfermes (coedición Ferme du Bec Hellouin)]

Perrine Hervé-Gruyer, Charles Herve-Gruyer

Actes Sud Nature 2019

 

«Durante la primera mitad del siglo XX, la llegada de maquinaria motorizada en el mundo agrícola fué acogida como un progreso. En Francia [el mismo modelo es copiado alrededor del mundo] , las decisiones geopolíticas dieron prioridad a la industria penalizando así a la agricultura. Los tractores dieron luz verde al éxodo rural, convirtiendo a miles de campesinos en obreros para las fábricas de las ciudades [en los países del sur global este éxodo se vio exacerbado por la violencia y el despojo de las tierras de estos campesinos, indígenas y de otras comunidades rurales]. Casi un siglo después en retrospectiva, podemos tomarle la medida a los daños causados al medio ambiente y a la sociedad debido a la colusión entre el mundo industrial y las políticas agrarias».

«La agricultura contemporánea se encuentra en un callejón sin salida debido a la fuerte dependencia del petróleo y de recursos no renovables. Esta agricultura no podrá alimentar la humanidad del mañana».

«La agricultura industrial parece tener una productividad sin precedentes, pero, ¿podría denominarse «productiva» una agricultura que destruye los suelos, las reservas de agua dulce, la biodiversidad y el clima?».

«Desde 1955, Francia ha perdido 5,45 millones de empleos agrícolas. En 2013 Francia tenia 5,5 millones de desempleados de todos los sectores».

«Es de una gran evidencia que las agriculturas campesinas, hortelanas y biológicas son las más aptas y las más eficaces para permitirle a las poblaciones pobres, reconquistar su soberanía alimentaria, asegurar durable y pacíficamente sus medios de subsistencia».

«La ecocultura es una síntesis entre lo mejor de diversas tradiciones —procedentes en su mayoría de agriculturas no occidentales— y de lo mejor de la modernidad, una síntesis consciente que integra los retos medioambientales y sociales del mundo contemporáneo. Su objetivo es satisfacer nuestras necesidades al tiempo que contribuye a restaurar la biosfera».

Del libro Alimentar Europa en tiempos de crisis [Nourrir l'Europe en temps de crise]

Pablo Servigne.

Neufchateau (BE), Éditions Nature & Progrès, 2014.

«La FAO estima que hay 850 millones de seres humanos mal alimentados, y 2 billones de personas que sufren de desnutrición. En realidad, son dos caras de la misma moneda: el sistema alimentario del Norte produce la inseguridad alimentaria del Sur; también crea las condiciones de su propia vulnerabilidad».

«Una simple extrapolación indica que, para la Europa de los 28 [países de la UE], que cuenta con cerca de 2 % de agricultores en su población activa, habría que formar en menos de una generación a 117 millones de agricultores, es decir, dos veces la población francesa».